En cada una de las Ferias donde hemos tenido la oportunidad de trabajar nos he dado cuenta que son días, tal vez semanas donde estos eventos sacan lo mejor y el aguante de cada uno de los que trabajamos en la agencia. Cuando decimos aguante, no se trata de malo, solo que son días de trasnocho, de darla toda, trabajar el doble por un solo propósito: satisfacción del cliente.

Esta feria no fue la excepción desde el principio se tuvo una buena idea creativa y buenas piezas en cuanto a diseño. Al momento de la ejecución, no digo que todo fue perfecto porque a pesar de que tuvimos problemas con modelos, sitios cancelados a última hora, corre corre en montajes el resultado no pudo ser mejor. Pues la satisfacción de ver al cliente contento disfrutando de un palco organizado por la agencia, ver la alegría cuando pasa una carroza que te sacó lágrimas, no dormir, frio, etc; es el resultado de un trabajo en equipo que siempre lo da todo por ver feliz a su cliente. Es algo que simplemente te eriza la piel.

La Feria de Flores 2014 tuvo grandes ideas con aciertos y desaciertos, vivimos un proceso de cambio con nuestro cliente, pues los líderes de la feria eran nuevos en el cargo así que la comunicación en varios aspectos arrancaba de cero, pero a pesar de eso se logró el resultado. Tuvimos grandes eventos, muy buenos montajes, y sobre todo un equipo excelente que desde diferentes puntos de vista se acopló muy bien al ritmo de trabajo. No todo lo propuesto fue aceptado, se cancelaron grandes ideas, pero las que quedaron, dieron total satisfacción al cliente.

En la ciudad de Medellín somos recordados por nuestras ejecuciones en Feria de Flores, el 2014 fue la tercera feria realizada por la agencia y gracias a nuestro gran trabajo tenemos un equipo consolidado que respalda lo que año por año hacemos en tan grandes escenarios.